viernes, septiembre 22, 2006
el mende
Cierto día estaba yo sirviéndome agua cuando se despide un billetudo cliente diciéndome que mandaría a su hijo a recoger un cheque ya que él tenía prisa y tenía que irse a una junta. Yo no le dí importancia y seguí trabajando. A los minutos escucho que alguien ha entrado a la oficina y acudo a ver quién ha llegado, y que lo voy viendo, que llega el condenado hijito como caído del cielo en un día careciente de testosterona. ¡Poñoñoñoiiiiiing!

Ahora imagínense la escena de un muchacho alto, bien vestido, tez blanca, ojos grandes, cabello oscuro, buen cuerpo, guapo y bueno, ya saben, hasta el chingado carro lo tiene bonito. Ahora imagínenme a mí, en mis garras, con mis converse, con una jorobota producto del cansancio de pasar las horas de las horas de mi vida frente a la computadora, con mi botella de agua en la mano y los ojos llorosos del cansancio. ¡Qué escenita! Ahora añádanle a mi rostro mi boca abierta hasta el suelo. Era demasiado para mis ojos, rápidamente dí un trago a mi agua como si esta fuese una especie de whiskey o alguna bebida fuerte que me ayudara a superar lo que mis cansados y bizcos ojos estaban viendo. ¡Qué cosa! ¡Qué cosa! Y yo en estas fachas, y yo en estas fachas –pensaba una y otra vez mientras daba un segundo y grande trago-

-¿Qué se te ofrece?- le dije ya saliendo del trance-shock-trauma-guaperino que estaba superando en ese mismísismo instante.
-Vengo a recoger un cheque-
-Déjame le llamo por teléfono a la administradora, pues salió a hacer unos mandados para ver si ya lo tiene listo o si lo dejó por aquí- le respondí mientras lo tijereaba de pies a cabeza y concluía que a pesar de que estaba forrado en dinero y guapura no hablaba pedante y/o mamón como muchos en ese estado suelen hacerlo. Un punto más a su favor-

Al terminar de escanearlo un foco se encendió encima de mi cabeza “pa’ mi amiga Ely”, eso pensé y utilizando el viejo pretexto de “déjame ver” me fui con Ely para animarla a que saliera por “agua” y así lo conociera, mientras yo, me pondría las alas, tomaría el arco, apuntaría con la flecha y esperaría el momento justo en que sus miradas se cruzaran y así flecharlos, pero no se pudo. A Ely le dio miedo salir, el Mende recogió el cheque y se marchó. Mi debut como cupido oficinista se fue al carajo en un santiamén

Mientras él caminaba hasta su carrazo, yo regañaba a Ely y le decía una y otra vez “es que está bien guapo, es que está bien guapo, ¿por qué no saliste? ¿por qué?”, en eso la administradora, la vendedora, mi jefa y la otra diseñadora se abalanzaron a la diminuta pero bien colocada ventana para verlo caminar a lo lejos y ¡oh por Dios! Las exclamaciones de “a la madre Ely te pasaste que guapo” no dejaron de cesar hasta que perdimos toda clase de visibilidad hacia él.

Entre el alboroto de viejas de lavadero que teníamos, Erika, la administradora muestra un número de celular, el número de celular del Mende, que lo había dejado para que se le avisara cuando estaría el cheque o algo similar.

Con esta clase de información y manera de contactarlo, los planes para esa noche en la que nosotras saldríamos a beber unos tragos y pasar un buen rato extra-laboral, cobraban mayor sentido, ahora con lo ocurrido con el Mende teníamos una razón más para salir, pues ellas querían llamarle “por error” y hacer que él fuera al lugar donde estaríamos y así poder concretar mi tarea de cupido fallido con la buena Ely.

Llegamos al lugar, bebimos unos tragos, cantamos ranchero y ya entradas en el cotorreo Erika sacó el papelito con el número, lo puso en el centro de la mesa. Ely se nos volvió a echar para atrás y dijo que no podía hacer la llamada porque no traía saldo en su teléfono y antes de que terminara de dar pretextos baratos: yo puse mi celular entre los limones y sal que sazonaban nuestros tarros, a un ladito del dichoso papelito.

Ahora era el momento de la verdad, de llamarle o no, de fingir que no sabíamos como llegó ese teléfono aquí, de hacerse la “pues si quieres ven” y esperar a que él acudiera. Tan sólo se necesitaba hacer una llamada con un costo de $4 pesos+iva el minuto y saber el desenlace de esta inconclusa y poco fructífera historia de amor.

Ely tomó el teléfono, oprimió las teclas y su rostro comenzó a transformarse de sonriente y alegre a perturbada y desconcertada. La llamada no duró mucho tiempo, Ely apenas dijo un par de palabras cuando volvió a poner el teléfono sobre la mesa y sólo dijo “creo que era su mamá”. En ese momento, caímos en cuenta, el número que estaba en el papelito no era el del hijo guaperrimo sino del chingado suegro fumarola. Lo jodido de todo esto es que la condenada llamada salió de mi teléfono y temo que la esposa intente averiguar que jovencita le llama a su marido en viernes por la noche para invitarlo a tomarse unos tragos con ella. ¡Carajo!

Diana

 
posted by mommy at 7:06 a. m. | Permalink |


20 Comments:


  • At 8:16 a. m., Blogger Antisocial

    jajajajjaajaaaaaa

    Chale jajajaja.. inches confusiones.. jajaaja

     
  • At 10:41 a. m., Anonymous erifreak

    Supongo que todo le dia no trabajaron, solo hablaron del mende...y tus fachas

     
  • At 11:40 a. m., Blogger mommy

    antisocial: ohhh sí...


    erifreak: no, no claro que no, nosotras somos muyyyyy trabajadoras, hablamos de él pero no dejamos de realizar nuestras tareas. ;)

     
  • At 1:15 p. m., Blogger Charlotte

    ala madre QUE CARO esta el minuto por celular!!! alskdjlkj O_o

     
  • At 2:58 p. m., Blogger Adri

    Jajajaja, ¡ouch!
    Pero que cool.

     
  • At 4:34 p. m., Blogger mommy

    Charlotte: Ya sé, es un robo.


    Adri: Ni hablar, esta vez nos tocó perder ¡Carajo!

     
  • At 9:27 p. m., Blogger Alice Bowie

    Jejeje, se nota la diferencia, nosotros vemos a una chica guapa y raramente pensamos 'para tal o cual amigo'

    Ni madres!! Uno es primero!

    Jeje :P

     
  • At 3:30 a. m., Blogger ParaNoidPunx

    Ough!!

    Le hubieran dado el cheque a tu amiga pa que ella se lo entregara

     
  • At 6:41 a. m., Anonymous Anónimo

    Vaya si está caro el móvil, tuviste valor para dejárselo a tu compañera. Pero bueno, parece que el muchacho lo merecía, jeje.

    A ver si a la próxima no se escapa... y si no es para tu compañera, que al menos sea para alguna de vosotras, ¿no?

    Agur!

     
  • At 1:20 p. m., Blogger mommy

    alice: lo sé, lo sé, ¡qué buena amiga soy! pero ¿sabeS? nosotras pensamos puede que tenga un(os) amigos también ;)


    paranoid: ¡Ya sé! pero resultó bien rajona y no quiso ni salir por agua ;(


    Yavannito: sí, está muyyyy caro el chingado teléfono pero ¿qué le vamos hacer? llamadas son llamadas y más de este tipo, por otra parte, pues espero que sigan acudiendo más muchachos de este tipo a la oficina, así le dan a uno muchas, pero muchas ganas de ir a trabajar ;)

     
  • At 3:59 p. m., Anonymous Roa

    Jajajajajajajajajajajajajaa


    :) les dejo mi numero de celular si gustan
    pa que me marquen tus amigas :P


    :0 saludos Mommy

     
  • At 5:30 p. m., Blogger mommy

    Saludos Roa coquetón... yo les paso el recado.

     
  • At 7:48 p. m., Blogger Junishiro

    Con qué te tiro? con qué te tiro?

     
  • At 7:50 p. m., Blogger Junishiro

    Con qué te tiro? Con qué te tiro?

     
  • At 8:03 p. m., Blogger Liwiz

    No me he parado de reir, me pude imaginar cada escena ja ja ja... Saludos pasando por aquí para
    Pagar el "Cover" por leer tu blog =)

     
  • At 9:44 p. m., Blogger Jaypolmx

    jajajaja Pues ya ves ya vine otra vez :p
    ¿Ves lo que pasa por andar de buena gente?

    Saludos

     
  • At 10:08 a. m., Blogger Liam

    Jajajaja... noooo!!!! ese fue bueno, mejor sigue diseñando, lo de la celestina no es lo tuyo...

     
  • At 10:12 a. m., Blogger Liam

    Jajajajajajajaja, estuvo buenísimo... jajaja, pero mejor sigue diseñando, lo de la celestina..mmm te falta práctica

     
  • At 11:46 a. m., Blogger mommy

    Junishiro: Tírame con esta :P


    Liwiz: Bien dice el letrero que por cada post tienes una sonrisa garantizada ;) gracias por pasar a pagar el cover.


    jaypolmx: Ya sé, me cae mal ser tan buena.


    Liam: es que yo siempre quise tener alas, aunque sean las de cupido ;(

     
  • At 3:30 p. m., Anonymous Anonima

    Uy pues si tu amgia no kiere al Mende Jr. pues pasamelo...
    jajajaja