sábado, septiembre 30, 2006
Caguama
 
posted by mommy at 5:04 p. m. | Permalink | 16 comments
miércoles, septiembre 27, 2006
algún día

Hoy no fui a clases, estaba cansada. Tampoco quise continuar unos proyectos pendientes y no los hice. Me dediqué a a ver con calma algunas de mis pinturas favoritas y de nueva cuenta, el retrato de Doña Isabel de Porcel, ¡me dejó sin habla! ¡Me encanta! ¡Me encanta! ¡Véanlo! Es hermoso…

Como no tengo nada fabuloso y/o chusco que contarles, decidí compartirles la imagen de esta obra de arte del maestro Francisco Goya, la cual espero un día, algún día de mi miserable vida verla en vivo y en directo, sólo tengo que hacer cita hasta el otro lado del mundo y acudir al National Gallery en Londres. ¡Bah! ¡Pan comido! ¿Cierto? –si claro- y entonces, yo reflexiono un poco y reitero una vez más mi frase célebre: ¡Qué fea es la pobreza! Que desesperante ser pobre y no poder darte un “lujito” como es visitar esta clase de museos. Sniff… algún día, algún día…

Saludos espero que su semana vaya mejor que la mía. ¿se nota que ando medio fastidiada? ;/
Diana
 
posted by mommy at 10:45 p. m. | Permalink | 18 comments
lunes, septiembre 25, 2006
señalizaciones 100% útiles
El sábado fue cumpleaños de mi amigo infeliz y "amargosin" Misael. Fuimos a su fiesta en dónde hubo mucha comida, mucha cerveza, gelatinas alucinógenas y otras chucherías, pero sin lugar a dudas; lo que más me gustó de la fiesta fue su señalización para ir al baño, muy original ahí se las dejo.
Saludos buen inicio de semana


Diana
 
posted by mommy at 8:59 a. m. | Permalink | 15 comments
domingo, septiembre 24, 2006
chin....
¡Extra, extra!
Mi carro, Brenda, Eber y yo acabamos de caer en una alcantarilla gigante, espero la llanta esté viva mañana por la mañana, pues no tengo dinero para comprar otra. ZzZzZzZZ

Chinteguas... ;(
Diana
 
posted by mommy at 3:26 a. m. | Permalink | 14 comments
viernes, septiembre 22, 2006
el mende
Cierto día estaba yo sirviéndome agua cuando se despide un billetudo cliente diciéndome que mandaría a su hijo a recoger un cheque ya que él tenía prisa y tenía que irse a una junta. Yo no le dí importancia y seguí trabajando. A los minutos escucho que alguien ha entrado a la oficina y acudo a ver quién ha llegado, y que lo voy viendo, que llega el condenado hijito como caído del cielo en un día careciente de testosterona. ¡Poñoñoñoiiiiiing!

Ahora imagínense la escena de un muchacho alto, bien vestido, tez blanca, ojos grandes, cabello oscuro, buen cuerpo, guapo y bueno, ya saben, hasta el chingado carro lo tiene bonito. Ahora imagínenme a mí, en mis garras, con mis converse, con una jorobota producto del cansancio de pasar las horas de las horas de mi vida frente a la computadora, con mi botella de agua en la mano y los ojos llorosos del cansancio. ¡Qué escenita! Ahora añádanle a mi rostro mi boca abierta hasta el suelo. Era demasiado para mis ojos, rápidamente dí un trago a mi agua como si esta fuese una especie de whiskey o alguna bebida fuerte que me ayudara a superar lo que mis cansados y bizcos ojos estaban viendo. ¡Qué cosa! ¡Qué cosa! Y yo en estas fachas, y yo en estas fachas –pensaba una y otra vez mientras daba un segundo y grande trago-

-¿Qué se te ofrece?- le dije ya saliendo del trance-shock-trauma-guaperino que estaba superando en ese mismísismo instante.
-Vengo a recoger un cheque-
-Déjame le llamo por teléfono a la administradora, pues salió a hacer unos mandados para ver si ya lo tiene listo o si lo dejó por aquí- le respondí mientras lo tijereaba de pies a cabeza y concluía que a pesar de que estaba forrado en dinero y guapura no hablaba pedante y/o mamón como muchos en ese estado suelen hacerlo. Un punto más a su favor-

Al terminar de escanearlo un foco se encendió encima de mi cabeza “pa’ mi amiga Ely”, eso pensé y utilizando el viejo pretexto de “déjame ver” me fui con Ely para animarla a que saliera por “agua” y así lo conociera, mientras yo, me pondría las alas, tomaría el arco, apuntaría con la flecha y esperaría el momento justo en que sus miradas se cruzaran y así flecharlos, pero no se pudo. A Ely le dio miedo salir, el Mende recogió el cheque y se marchó. Mi debut como cupido oficinista se fue al carajo en un santiamén

Mientras él caminaba hasta su carrazo, yo regañaba a Ely y le decía una y otra vez “es que está bien guapo, es que está bien guapo, ¿por qué no saliste? ¿por qué?”, en eso la administradora, la vendedora, mi jefa y la otra diseñadora se abalanzaron a la diminuta pero bien colocada ventana para verlo caminar a lo lejos y ¡oh por Dios! Las exclamaciones de “a la madre Ely te pasaste que guapo” no dejaron de cesar hasta que perdimos toda clase de visibilidad hacia él.

Entre el alboroto de viejas de lavadero que teníamos, Erika, la administradora muestra un número de celular, el número de celular del Mende, que lo había dejado para que se le avisara cuando estaría el cheque o algo similar.

Con esta clase de información y manera de contactarlo, los planes para esa noche en la que nosotras saldríamos a beber unos tragos y pasar un buen rato extra-laboral, cobraban mayor sentido, ahora con lo ocurrido con el Mende teníamos una razón más para salir, pues ellas querían llamarle “por error” y hacer que él fuera al lugar donde estaríamos y así poder concretar mi tarea de cupido fallido con la buena Ely.

Llegamos al lugar, bebimos unos tragos, cantamos ranchero y ya entradas en el cotorreo Erika sacó el papelito con el número, lo puso en el centro de la mesa. Ely se nos volvió a echar para atrás y dijo que no podía hacer la llamada porque no traía saldo en su teléfono y antes de que terminara de dar pretextos baratos: yo puse mi celular entre los limones y sal que sazonaban nuestros tarros, a un ladito del dichoso papelito.

Ahora era el momento de la verdad, de llamarle o no, de fingir que no sabíamos como llegó ese teléfono aquí, de hacerse la “pues si quieres ven” y esperar a que él acudiera. Tan sólo se necesitaba hacer una llamada con un costo de $4 pesos+iva el minuto y saber el desenlace de esta inconclusa y poco fructífera historia de amor.

Ely tomó el teléfono, oprimió las teclas y su rostro comenzó a transformarse de sonriente y alegre a perturbada y desconcertada. La llamada no duró mucho tiempo, Ely apenas dijo un par de palabras cuando volvió a poner el teléfono sobre la mesa y sólo dijo “creo que era su mamá”. En ese momento, caímos en cuenta, el número que estaba en el papelito no era el del hijo guaperrimo sino del chingado suegro fumarola. Lo jodido de todo esto es que la condenada llamada salió de mi teléfono y temo que la esposa intente averiguar que jovencita le llama a su marido en viernes por la noche para invitarlo a tomarse unos tragos con ella. ¡Carajo!

Diana

 
posted by mommy at 7:06 a. m. | Permalink | 20 comments
jueves, septiembre 21, 2006
feliz cumpleaños
 
posted by mommy at 12:12 a. m. | Permalink | 15 comments
lunes, septiembre 18, 2006
si se pudieran transmitir los olores

Y me desperté el sábado con un dolor espantoso en mis piernas, mi boca sedienta y mi garganta adolorida, mi cabello un poco despeinado oliendo a cigarrillo. Estaba arropada con una cortina blanca, la almohada se había caído al piso y en el resto de mi cuarto se encontraban regados el pantalón, los zapatos y la blusa que había usado anoche anterior.

El caos, desorden y malos olores reinaban en mi recámara, así como en el pasillo, en la cocina y en el resto de mi casa. Estaba sola, toda mi familia se había ido de viaje.

Con el dolor clavado fuertemente en mis piernas caminé hasta la cocina por un vaso de agua y por un café; una nota en el refrigerador decía “Te encargo a la Betsy” y yo olvidé hacerlo. Comencé a observar la casa y con un carajo, estaba hecha un asco, al igual que yo, al igual que mi carro...

Si pudiera transmitir los olores que se percibían; la cocina olería a calabazas con queso en estado de putrefacción que reposaban en el fregadero, a un bote de basura lleno de pollo con elote y a un huevo con salchichas de tres días. A cuatro tazas de café sin lavar y a un litro de leche caducado que se hacía presente cada que se abría el refrigerador. Repulsivo.

Si pudiera transmitir los olores que se percibían; mi recámara olería a ropa sucia con una fuerte aroma a sudor. Olería a dos tazas más de café sin lavar y a un plato de cereal sin terminar. Asqueroso.

Si pudiera transmitir los olores que se percibían; mi carro olía a un barato aromatizante de esencia de Jazmín intentado aplacar la pestilencia de un bote de jugo de naranja y al plato del almuerzo de un día anterior, caduco, acedo y sumamente apestoso que se había quedado adentro y que impregnó todos y cada uno de los rincones de mi carro. Horriblemente hediondo y difícil de soportar. Inmundo.

Si pudiera transmitir los olores que se percibían en mi persona, los poros de mi cuerpo aun transpiraban todo lo que bebí la noche anterior, mis manos, brazos y piernas olían a todos los empujones y lujuria reprimida que recibí por parte de una bola de calenturientos ebrios que bailaban al ritmo de “Comfortably Numb” una especie de reggetometal-new age. Olería a esencia de Omar, que me transmitió en cada uno de sus abrazos mientras intentaba explicarme sus teorías de los erizos y el amor. También olería a las manos de todos los que se han sentado y tocado esa mesa. Olería a los abrazos que di, a los abrazos que recibí. Nauseabundo.

Si pudiera transmitir los olores que se percibían esa noche, en la que no festejamos el 15 de Septiembre, en la que no dimos el grito, en la que se celebró el cumpleaños de Denisse, olería a los perfumes de todos los asistentes, de los que se fueron sin pagar, de los que pistearon sin procurar que sus pinches cervezas debían de pagar. De un “Long Island”, aguas minerales, micheladas y otras bebidas que ni sabíamos que existían y que a nuestra maldita cuenta vinieron a recalar. Fétido.

Si pudiera transmitir los olores que se percibían esa noche, olería nuestra bella bandera de México hediondisisimamente apestosa a cigarrillo, que usamos para llamar al mesero, la que usamos de micrófono, de apuntador, de baqueta, de símbolo para dar el grito y con la que con tantas cervezas encima, olvidamos gritar Viva México.

Si pudiera transmitir los olores que se percibían al salir del lugar, olería a la ira que provocaron todos los conchudos que no pagaron, olería al aliento alcohólico de los presentes, a una cumpleñera indignada por lo tranzas y aprovechados de algunos, olería al tufo del cigarrillo carcomerse nuestros ojos, olería a las manos de todos revisando los bolsillos, olería al peor de todos los aromas de esa noche que fue el de los bolsillos completamente vacíos. ¡Carajo!

Diana
P.d. Nunca dejen que más de 6 compartan su cuenta en cualquier antro, bar o lo que se le parezca.

 
posted by mommy at 8:50 a. m. | Permalink | 29 comments
jueves, septiembre 14, 2006
los porque's del if_then_else

Quizás se lo han preguntado, quizás no, sinceramente me vale carajo esto es un servicio a la comunidad para despejar dudas que giran en torno a este blanquecino y rosado blog que hoy cumple su primer año de vida. *Aplausos*

+ ¿Por qué se llama if then else?
Érase una vez, una noche cuando Chachoneger (R.I.P.) me obligó a que me registrara para que pudiera participar en su blog. Sinceramente me daba mucha flojera, pues la computadora de aquél entonces apenas y las podía, ahora imagínense sometiéndola a a blogs y eso. ¡No, no, no! La condenada se quedaba atorada a la primera.

Pues bien, les cuento, cuando me registré contra mi voluntad computina y abrí mi cuenta en blogger no sabía exactamente qué eran los blogs o que clase de nombre ponerle, originalmente se iba a llamar “con una de azúcar” o “amarga como la Mostaza pero no estaba segura, así que escogí el nombre de un discototototote de The Gathering “if_then_else” (cómprenlo ¡ya! Y di NO a la piratería) y así se ha quedado. (les recomiendo el álbum [es neta cómprenlo, track saturnine, está para morirse] cómprenlo)


+ ¿Por qué si se llama if then else y el URL es annekeidioteque.blogspot.com? ¿Qué pretendes con eso?

Sencillo, siguiendo la línea de dudas y no saber qué poner en el momento del registro tomé el nombre de la vocalista de The Gathering, la bellísima, hermosa, única, divina, mi niña preciosa que la adoro y tiene la voz más hermosa de este mundo Anneke van Giersbergen y lo junté con una rolototota de Radiohead que se llama “idioteque” y bingo, obtuve mi URL. ¡Ah la pinche creatividad de hoy en día! ¡Me cae!

+ ¿Por qué has posteado en un inicio sólo canciones y bellas fotos?
La verdad porque me daba miedo escribir y no me animaba, siempre me ha gustado escribir, SIEMPRE, tengo muchos escritos de ensayos y otros temas guardados en el baúl de los recuerdos frustrados y espero algún día compartírselos.

+ ¿Por qué no hemos tenido un post de tu cumpleaños a lo largo de este blog para felicitarte, mandarte flores, besos, declaraciones de amor y miles regalos?
Porque mi cumpleaños es el 13 de Marzo, y en Marzo no hay post, no hubo y no habrá post.

+ ¿Y por qué no posteaste en Marzo?
Irónicamente Marzo ha sido el mes más activo y lleno de buenos sucesos en lo que llevo de vida en la blogósfera, sin embargo, como hubo tanta actividad no tuve tiempo de hacer nada, quería plasmar todas las emociones que viví y eso, y…. jamás lo hice, ahora son sólo lindos recuerdos.

Continuando, en marzo me auto-regalé de cumpleaños un “viajesito” a Monterrey N.L. con el único propósito de ir a ver el sábado 11 de Marzo a The Gathering totalmente en vivo, y valió muchísimo la pena, es hora de que no lo supero, no lo supero, no lo supero… regresé el lunes 13 de marzo, el día de mi cumpleaños pero pues, ni dinero, ni ganas, ni tiempo de partir un miserable pastel de las tres leches con los amigos, así que, digamos que este año no tuve cumpleaños en Sonora, pero sí en Nuevo León y me festejé a lo grande iñor jo jo jo jo jo… Uhmmm me he quedado pensando; me agrada la idea, eso de quedarme un año más estancada en los 24 como que me late bastante. ;)

+ ¿Por qué no posteas todos los días?
En primera porque tengo vida y con un carajo pero no puedo estar esclavizada al blog, en segunda porque no puedo postear desde mi casa. Todos los post de este blog me los suben tres personas a las que quiero agradecer infinitamente: a Brenda mi mejor amiga de toda mi perra jodida vida, a Edward mi perver amigo favorito que dice que es norteño pero a mí no me engaña y al R.I.P. Chachoneger mi amigo Guaymense.

Así que ya saben, si no ven post seguidos discúlpenme pero mi computadora se pone muy nena y no me deja establecer conexión con blogger guchufuralalala la guchuflelelele y ni modo, tengo que guardar en un .DOC todo el código HTML y mandárselo a una de estas tres personas o bien, auto mandármelo a mi cuenta y publicarlo por la mañana en el trabajo. ¿Ah verdad?

+ ¿Qué es la chucha?
Ah… definámoslo así: es el objeto material más valioso que poseo, es mi trapito que siempre traigo conmigo, un día se los presentaré.

+ ¿Lamerías un sapo alucinógeno?
Oh sí…

+ ¿No has lamido uno ya en este instante?
Puede ser…

Diana

 
posted by mommy at 8:57 a. m. | Permalink | 23 comments
lunes, septiembre 11, 2006
feliz segundo aniversario

Hace dos años me armé de valor, agarré unos cuantos pesos y le pedí a un amigo que saliendo del trabajo, me llevara lo más pronto posible hacerme de una vez por todas mi piercing. Nadie de los que habían escuchado la historia de “hoy si me lo haré” creían que se llegaría el día en que la jotolona y miedosa de la Diana se lo haría, pues hasta la fecha no tengo ni perforadas las orejas, menos me haría uno en donde yo tanto decía que lo quería.

A las 3:00pm en punto salí del trabajo y ahí estaba ya el vochito que me llevaría a mi cita no apartada con la aguja más grande y más larga que ha atravesado mi cuerpo en toda mi vida.

Iba nerviosa pero fingía no estarlo, tenía muchas dudas pero en voz alta pretendía dominar el tema y conforme íbamos llegando a mi destino pensaba que todo esto no era más que parte de un simple y sencillo proceso. (Confiesa, confiesa te ibas muriendo del miedo jodida)

Llevé testigos, mi hermana menor me acompañó para dar fe y legalidad de lo que me harían. Ella me rogó para que no le dijera a nadie que fue participe de mis locuras y como pueden ver, yo no cumplí mi promesa. Carolina “la verdura” me acompañó.

Me mostraron decenas de piercings de diferentes colores y tamaños, escogí uno plata+rosa barbie que decía “eat me”, muy feo, muy naco, muy guarro, pero era el más decente de todos. Lo pagué y subí unas diminutas escaleras y ahí estaba, el batito buen rollo poniéndose los guantes, indicándome con la mirada que me sentara y que me dejara de mariconadas. Y eso hice, mientras él desinfectaba los instrumentos. Me senté y las dudas comenzaron a rondarme la cabeza, como me había pasado antes cuando abandoné la misma silla y me fui, como me sucedió cuando un amigo y yo nos perforaríamos juntos y terminé convenciéndolo de que no era la mejor idea. Todos esos recuerdos me revolotearon en la cabeza y llena de impotencia por tener siempre mis estúpidas turbaciones dije al carajo, ya es hora de vencer estos tontos miedos. El batito buen rollo estaba listo y yo sólo saqué mi lengua y le dije “lod quierod aquíd, que nod sed me vead mudcho” -ahí no se puede, tienes la lengua muy cortita y no puede ir tan atrás- me dijo muy en su papel al mismo tiempo en que me pedía que sacara la lengua de nuevo- adddddddddddddddddd- ese fue el sonido que hizo mi lengua antes de sentir que una aguja de 25cms me atravesaba mis palpitas gustativas frente a mis ojos.

No me lo esperaba, pensé que me marcaría con un plumón y me diría “ahí te va a quedar” o un “ok ya vamos a perforar” pero no, sencillamente tomó la aguja y la atravesó tan rápido que no me dio oportunidad de sentir pánico, de sentir ayyyyyyy ahí viene, de decir “me va a doler, me duele, me dolió”. ¡Nada! No sentí nada, no sentí miedo, no sentí dolor, simple y sencillamente el verla atravesada frente a mí me dejó perpleja y llena de paz.

-Sólo coloco esta bolita aquí y hemos terminado- me dijo el batito al mismo tiempo en el que retiraba lentamente la aguja.

-Listo, ya quedó morra te tomas unas pastillas anti inflamatorias cada 8 horas, te lavas de 5 a 7 veces en el día, no besos, no alcohol, no cigarros y pura papilla hasta que sientas que puedes tragar. –Me indicó el batito buen rollo mientras se quitaba los guantes y seguía cantando-

Para él, esto no era nada, era parte de su trabajo un tongue piercing más en su vida, en cambio para mí era un grito de júbilo interno inmenso y estaba llena de felicidad. Mucha adrenalina acumulada muchas cosas que decir, muchas ganas de… ¡no sé, pero carajo estaba muy pinches feliz!

-Gradciads- apenas y las gracias le pude dar, mi lengua ya estaba resintiendo al proceso al que la había sometido y comenzó a hincharse tanto que ya no podía hablar claro.

Compré unas Flanax que como su buen slogan dice "desinflanax el dolor", yogurt, jugos y un masking tape para taparme la boca, para que en lo que mi lengua sanaba no hablar y no dar pie a regaños en la oficina y más que nada en mi casa. Oh sí… mi casa.

Duré 2 días sin decirles que me había perforado la lengua y no hablaba nadita en mi casa, no salía de mi recámara y el secreto parecía seguir sin ningún tipo de amenaza hasta que mi hermana,La Aceitunaentró a mi cuarto e intentó platicar conmigo. Yo hice el mejor esfuerzo por hablar y se me notó que traía algo atravesándome la lengua. Se espantó, le dió asco, que que loca estaba, etcétera y prometió guardarme el secreto. Y lo hizo.

Sin embargo, yo ya no pude más, al siguiente día me paré frente a mi papá y mi mamá y les dije no quiero que me regañen pero… acto seguido de que les mostré la lengua y creo que fue lo peor que pude hacerles en lo que llevo de vida. Mi papá se puso como loco, mi mamá decía una y otra vez “no lo puedo creer, no lo puedo creer” y como si les hubiera confesado que estaba embarazada de trillizos con sida y que el padre era un transexual y que pretendía irme a vivir con él / ella y drogarme de por vida me regañaron como nunca, como nunca, pero COMO NUNCA en mi vida. Tal fue el coraje de mi padre que dejó de hablarme por casi 3 meses, no comía conmigo, no se despedía de besito, dejó de apoyarme con la maestría, no quería ni verme ni en pintura.

Tuve muchos chantajes desde los sentimentales hasta los económicos. Todos mis ahorros para mi cámara fotográfica profesional se fueron al carajo y tuve que usarlos para pagar la escuela y las sopitas que tenía que comer, en lo que sanaba la herida de la perforación, en lo que sanaba la herida que le había hecho a mi papá.

Pero ni todos los chantajes del mundo pudieron contra mis ganas de tener lo que tengo actualmente en mi lengua, a dos años de haberme hecho la perforación sigo feliz de la vida y muy contenta de haberlo hecho. He comprado piercings de varios colores pero mi favorito sigue siendo el que me regaló mi hermana en navidad, el plateado, me he tragado sólo uno en todo este tiempo y para mi suerte fue frente a mi papá, el cual no se resigna y sigue haciéndome comentarios de que me lo quite. Pero no importa, yo sólo lo escucho y trato de que no me vea sacándole la lengua cada que puedo y divertirme de lo lindo como lo hago siempre con el.

 
posted by mommy at 8:42 a. m. | Permalink | 30 comments
miércoles, septiembre 06, 2006
green day

Diana
 
posted by mommy at 11:05 p. m. | Permalink | 24 comments
martes, septiembre 05, 2006
por hocicona

Y yo dije: -No van a venir, resígnate, estas cosas no ocurren en Hermosillo-
Y él dijo: -Pues a mí me dijeron y la neta espero que si vengan-
Y yo dije: -No, no, no, que te hayan estafado años atrás diciéndote que Sepultura vendría a Hermosillo y no lo superes es un problema que necesita pronta atención-
Y él dijo: -Pues yo no sé, pero ojala que si vengan-
Y yo dije: -¡Resígnate! ¡Yo ya chequé la Web oficial de ambas bandas y no tienen la fecha! ¡Ni Sepultura, ni After forever van a venir hermanito!-
Y él dijo: -¿Segura? ¿Segura?-
Y yo estúpidamente respondí: -Tan segura como que si vienen me rapo, así de pelada-

A la mañana siguiente recibo un mensaje a mi celular diciéndome sólo una cosa: “Te vas a tener que rapar”. Corrí apresurada a la computadora y ahí estaba, en la página oficial de After Forever la fecha del 6 de Octubre concierto en Hermosillo y con los ojos saltones como el de un delicioso sapo alucinógeno entré a la Web de Sepultura y la misma fecha reservada para Hermosillo. En ese instante se me cayó un cabello en el teclado en señal de lo que me esperaría y me quedé en lela ante el monitor por un tiempo. No lo asimilaba

Horas más tarde mi hermano regresó del trabajo con una sonrisa pícara y unas tijeras en mano prometiendo cumplir su promesa, sólo para que se me quite lo hocicona.

Mi cabellera será a partir de este momento un vago recuerdo de lo bonita y bella que fue. Mi hermano la tiene secuestrada por la cantidad de $1000 pesos como pago por abrir tanto la boca y estar siempre segura de que “estás cosas no ocurren en Hermosillo” y que pueden comenzar a ocurrirnos con mayor frecuencia, pero, mientras eso sucede, veo unas tijeras recién afiladas en su recámara y temo por saber si se me permitirá asistir al concierto de After Forever con mi largo y rosado cabello.


Diana
p.d. ustedes pueden salvar mi cabello con una donación al 01-900-AMO-TU-PELO ¡Tu aportación será de gran ayuda!

 
posted by mommy at 10:49 a. m. | Permalink | 16 comments
viernes, septiembre 01, 2006
joder, joder...

Hace poco estaba fascinada porque pronto regresaría a clases, moría de ganas por ver de nueva cuenta a mis compañeros, aprender nuevas cosas y escuchar la bella pronunciación de la lengua italiana de un maestro que prometía más que una buena clase, pero como todo, en mi buena perra vida tuvo un rumbo no muy grato.

¿Qué es eso qué no es lindo? ¿Entonces? ¿Qué no me hace feliz en mis clases de italiano? Es algo tan, pero tan, pero tan, tan sencillo que describirlo se volverá un desahogo emocional frustrado por no podérselo decir en sus caras y el motivo es: las doñitas jodonas.

Este selecto grupo de señoras está conformado por 4 revoltosas e insoportables señoras que estuvieron conmigo hace un año, y que de verdad, era IMPOSIBLE poder disfrutar de la clase, los comentarios sin sentido como “mi nuero está bien guapo” “mi hija tiene el cabello rubio cenizo opaco caoba castaño claro más precioso de toda la escuela” o “escúchenme en la radio porque soy la más simpática de todas las locutoras” interrumpen constantemente la clase, no nos llevan a nada y sólo crean una maldita distracción bien cabrona, la cual no nos deja concentrarnos. Lo peor es que ellas creen que esos comentarios son “graciosos” y que nosotros nos “reímos” de ellos. Creen que nos importan los pelos multicolor o lo muy supuestamente guapos que han de ser los novios de sus hijas, y a veces me dan lástima y concluyo pensando que sus esposos no les han de hacer mucho caso cuando se ponen como cacatúas en celo a pegar de alaridos por esos temas tan poco relevantes en la vida del resto de los estudiantes que conviven con ellas en ese reducido salón de clases. Pero… ¡de verdad! ¡no se puede estar en la clase! ¡No se puede! Son jodonas a más no poder. Pero soy paciente y me aguanto, soy educada, y creo tontamente en la justicia divina y si ésta no resulta, entonces haré mi propia justicia vudú a corto plazo. Ya he comprado los muñecos, sólo necesito los alfileres.

¡¡¡¡Ahhhh!!!!! ¡¡¡¡Pero!!!! el problema real (si este es el bueno, no todo lo anterior) es cuando uno habla en voz baja, te miran con ojos de “CALLATE QUE NO VES QUE INTERRUMPES” o peor aún, cuando uno intenta formular una pregunta en voz alta, se transforman en “el maestro” y te quieren responder a como de lugar, incluso callando al mismísimo maestro sólo para que toda la clase vea que ellas si saben. ¿Eh? ¡Terrible! O como cuando el maestro pregunta “¿Cómo se conjuga el verbo “essere” al futuro? Y uno está tratando de recordar la conjugación, de sacar de lo más remoto de tu memoria ese conocimiento y cuando estás apunto de recordarlo y… ya estás escuchando en voz alta “io sarò, tu sarai, lui/lei sarà, noi saremo…” y ¡¡¡ahhh!!! Te dan ganas de agarrarlas del cuello y doblárselo para que se queden mudas de por vida. ¡Todo lo piensan/dicen en voz alta! ¡Carajo! ¡Carajo! ¡Carajo! Un carajo más porque son pinches 4 doñas ¡Carajo! (adelantado por los próximos corajes que me harán pasar)

Recuerdo que en el primer curso yo me sentaba hasta atrás y tenía a mi lado a las más platicadoras de la clase, las chiquillas rebeldes que no ponían atención y que siempre causaban revuelo en el salón. En una de esas tardes de clases, las doñitas jodonas estaban bien atentas al pizarron, mientras la maestra explicaba un tema nuevo. De pronto una de las chiquillas rebeldes hizo un comentario gracioso y sólo los que nos sentábamos atrás lo escuchamos y soltamos estruendosas carcajadas. En eso, la doñita líder y la más pedantemente insoportable, giró 90° y nos gritó “SE-PUEDEN-CALLAR” y pa’ pronto, las chiquillas rebeldes se molestaron y le respondieron de la manera más sarcástica y venenosamente posible un frío y simple: “NO” y la doñita líder jodona se enojó tanto que sin usar el poco cerebro que le queda disponible les dijo “PUES LAS VOY A CASTIGAR” jajajajajaja jamás se me va olvidar eso, todos nos reímos tanto, pues le salió el alma de mamá y nos quería cintarear en pleno salón. ¡Vieja loca! ¡Hasta la maestra le dijo que se calmara que ella era la autoridad!

Yo pensé que esos desplantes, comentarios tontos y amenazas de castigo por no poner atención en la clase habían terminado, pero hoy, el día de hoy resurgió como un pinche Fénix la doñita líder jodona, que nos quería castigar, que se hace la estresada, la que habla por hablar, la que presume al nuero, la que dice ser la más simpática de la radio, la que finge no escuchar su nombre en el pase de lista sólo para coquetearle al del maestro y la que estoy segura que tarde que temprano nos hará a todos estallar con la espantosa compañía de las doñitas 001, 002 y la 003 esta es nueva y recién anexada al clan más peligroso de toda la clase: las pinches doñitas jodonas de italiano. ¡Un carajo más por ellas! ¡Carajo! ¡Carajo! ¡Han regresado!

Deséenme suerte, esto apenas comienza...
Diana

 
posted by mommy at 8:48 a. m. | Permalink | 15 comments