domingo, febrero 25, 2007
Lección de vida Vol 2: "Tu puedes"

-Creo que son todos los pendientes que quedan por hacer- le dije a mi compañera y seguimos atravesando el tráfico de la ciudad. Eran alrededor de las seis de la tarde y yo tenía un mal presentimiento.

-Quizás deberíamos de ir a checar el logotipo, a ver si ya lo tiene terminado- Y regresamos un poco hacia el norte. Llegamos al lugar, me traen lo que se supone debe de estar montado en una de las paredes de la recepción el día de mañana y TARAN. ¡Una auténtica porquería!

Se me bajó la presión, la respiración no me alcanzaba y me hubiera gustado despellejar a alguien, pero no podía; la persona que estaba a cargo del mostrador era un anciano, tierno, dulce, atento, de esas personas que te escuchan y en todo te dicen “sí”. Es quizás de la vieja escuela del comercio donde la primera regla universal e inquebrantable es: “el cliente siempre tiene la razón”.

Yo estaba echando humo por todas partes. Era mi responsabilidad que dicho encargo estuviese postrado sobre la pared principal con dos luces adornándolo y lo que tenía frente a mis ojos a menos de 24 horas del evento era una copia mal hecha del logotipo original. Los trazos no eran uniformes, las letras estaban mal cortadas y mal pegadas. Podía ver bordos, imperfecciones y burbujas de aire a 50 cm de distancia y yo entre más lo miraba más sentía que me iba a dar algo, luego miraba al dulce anciano y me quería dar un tiro, porque definitivamente a él no se lo daría, era demasiado dulce. Awww…. Me recordó a mi Tatita…

Pero de verdad, y regresando a este momento de cólera absoluta, en verdad quería matar a alguien no tierno, no dulce, grhhh quería a la vendedora, sí, si, si… a ella, a ella sí. Deseaba se apareciera con sus costosas prendas y me explicara cómo diablos una empresa TAN reconocida podía entregar semejante porquería. Mi cabeza era la que estaba en juego, y a mi jefe no le importarían pretextos baratos como “ellos lo hicieron mal”. Lo que ellos hagan bien o mal, al jefe, a las escaleras, a los focos y al bote de basura de la empresa les vale carajo. ¡Qué demonios podía yo hacer!

El dulce, tierno, atento, lindo ancianito –que nada tenía que ver en esto- me dio un papel y pluma para que anotase todas las observaciones que necesitaban corregirse. Anoté tantas que al final terminé con un “háganlo de nuevo”. Dejé la nota y nos fuimos.

-Menos mal que vinimos a chocarlo ¿eh?- le dije a mi compañera. -Te imaginas que hubieran llegado con el mañana y mi jefe ve eso. ¿Qué hubiéramos hecho?- le comenté mientras me carcajeaba un poco, y con esto estaba liberando todo el estrés y los nervios que sentía.

Al día siguiente todo estaba en orden, terminaban de hacer las instalaciones faltantes, se hizo la limpieza, platos, vinos y bocadillos estaban listos, sólo faltaba el famoso logotipo. No transcurrió mucho tiempo para que el caos comenzara de nuevo. Los del logotipo hicieron acto de presencia con la misma porquería que había visto un día anterior. A estas alturas del partido yo no quería matar a alguien, yo me quería matar antes de que mi jefe me asesinara.

Las múltiples conjugaciones del verbo “ch” se mezclaron con otros reclamos verbales poco gratos y propios para el léxico español. Eran las 2:45pm, mi jefe se despidió de mí diciéndome unas alentadoras palabras: “a las 7pm es el evento y yo quiero un logotipo en cristal colgado de esa pared, sé que alguien puede hacerlo”. No, no, no si yo también sé que alguien puede hacerlo el problema era: ¿Quién? Y con tan poco tiempo, era suicidio. Ese trabajo lo había mandado hacer hacía semana y media y no lo pudieron completar. Era una locura, en verdad lo era, estaba a punto de perder algo sumamente valioso que en mi profesión no nos podemos dar el lujo de perder: paciencia.

Con todo el estrés sobre mis hombros, con el coraje reprimido, las lágrimas a punto de arruinarme mi bello delineado azul con rosa en mis ojos, tomé el teléfono y le llamé a uno de mis mejores amigos para pedirle que me ayudara a salir de esta. En espera de que él hiciera unas llamadas con sus contactos y se consiguiera el material, comencé a sentirme sumamente estresada, ya nada estaba en mis manos, sino en las manos de “las buenas relaciones” y esperaba que estas me ayudaran una vez en la vida. Bastaron 39 minutos para que mi amigo me resolviera el problema, me aseguró que el logotipo estaría colocado mas tardar a las 6:30pm, que podía irme a casa arreglarme para el evento.

Y así lo hice, cuando regresé a las 6:50pm el logo ya estaba instalado, las flores se encontraban en su lugar, yo tenía zapatos con tacón, una bolsa de piel que no fuese precisamente mi favorita: "la vaca” y todo estaba listo. ¿Cómo lo logró? No lo sé, no quiero saber nada ya, sólo sé que todos los días que cruzo la puerta de las nuevas oficinas y veo el mentado logotipo colgado recuerdo que por un pequeño momento de mi vida viví un fragmento de un reality show que acostumbro a ver, y que por un día de mi vida profesional supe lo que es una participante del Aprendiz.

¡Claro! sin el contrato multimillonario en juego, ni tampoco con un jefe rubio que al terminar el día me diría “you’re fired”, y no me lo diría porque pude hacer lo imposible posible y eso, eso… es una satisfacción personal y profesional inigualable.

Diana

Etiquetas: ,

 
posted by mommy at 5:48 p. m. | Permalink | 12 comments
miércoles, febrero 14, 2007
Happy Valenmarketing Day
"He decidido que el día de hoy es sólo un producto de la mercadotecnia y no lo celebrare, no porque la sociedad indique lo contrario de que tengo que comprarle un regalo para demostrarle que la quiero"



...y con esa decisión para mañana estaré soltero.
O. Martínez.

Etiquetas:

 
posted by mommy at 8:35 a. m. | Permalink | 9 comments
jueves, febrero 08, 2007
Combatiendo el estrés laboral. Pt. I
¿No tienen ustedes a una persona así? Que te alegra los días en el trabajo, que hace las horas menos largas y las conversaciones más simpáticas... Yo amo a mi hijo Oscar "Paranoid", él es más efectivo que una pastilla para controlar la ansiedad o un té para combatir el estrés.

Desde que llego a la oficina 8:00 am -buenooooooooooooooooo 8:20am cuando me maquillo- me manda mensaje y comenzamos a platicar hasta las 4:45pm hora de mi salida y nunca se nos terminan los temas, las ocurrencias y las traducciones poco oficiales y carecientes de credibilidad nunca antes vistas. Y hasta inventamos idiomas también.

Yo quiero aprovechar para sacar mi estrés laboral que me invade en este momento, publicando este fragmento que me hizo reir lo suficiente y recomendarles ampliamente su blog, es un buen blogger y vale la pena leerlo, lo que quiero decir es LÉANLO. Jajajja -por favor, su mommy se lo pide-

Que tengan buen día. >:)
Diana

Etiquetas: , ,

 
posted by mommy at 9:25 a. m. | Permalink | 6 comments
lunes, febrero 05, 2007
El rosa se va...
Diana
p.d. Se vale proponer nuevo tono, único requisito que sea escandaloso y coloriso como quien lo portará.

Etiquetas: , ,

 
posted by mommy at 10:29 a. m. | Permalink | 15 comments
viernes, febrero 02, 2007
mi hookita

Ahhhhh... ¿ya la vieron? ¿verdad que es hermosa? yo la adoro, espero pronto terminar de decorar mi habitación para darle un lugar digno y bello a ella. Pero bueno, ¿Quién es? o mejor dicho ¿Qué es? Pues bien, no les había podido "presentar" a mi "hija nueva", se llama Sofía -Misael le escogió ese nombre y desconozco el por qué- y es mi último capricho como compradora compulsiva y víctima de mi propia profesión: marketing.

Sofía es una hooka o chicha, es una pipa para fumar tabaco de sabores. Hace tiempo deseaba tener una para que fuera parte de la decoración de mi cuarto, pero no la había encontrado y mucho menos, podía costear las que encontraba por Internet. Cierto día en mi trabajo anterior, me enviaron a tomar unas fotografías con uno de los clientes, y ahí en esa tienda de tapetes persas, estaba Sofía. A pesar de que no fumo y que el precio no era muy favorecedor a mi economía, no dudé mucho en adquirirla y ahora sólo me resta presumirla, y tomarle fotos, y hacerle cariñitos y celarla para que nadie la rompa y ah... suspirar. Ñeeeeeee ¡Mucho rollo sin sentido! Mejor sólo brindemos repitiendo lo siguiente: larga vida para la Reina Sofía.
¡Salud!

Diana
p.d. Todos los fumadores están coordialmente invitados a fumar con Sofía.

Etiquetas: ,

 
posted by mommy at 7:45 a. m. | Permalink | 14 comments