domingo, octubre 29, 2006
adiós, adiós, los voy a extrañar...
Les dí las manos a todos, a otros les repartí un pequeño beso y de mis compañeras me despedí con un fuerte abrazo, crucé la puerta y se acabó. Se terminó mi trabajo en el antiguo empleo y ahora vienen los retos grandes, retos interesantes, futuros dolores de cabeza, nuevos compañeros de trabajo que en lo más profundo de mi corazón espero sean tan lindos como estos últimos y como los penúltimos que tuve.

He sido muy afortunada de convivir con ellos, de conocerlos y de compartir un poco de mi vida profesional. Todos y cada uno son seres humanos excepcionales, dedicados y agradables. Algunos en mayor medida que otros, pero todos me dejan un bonito recuerdo que compartir. -Sí… si se lo preguntan hasta el hediondo del rancio-.

Aunque fue poco lo que estuve con ellos pasamos buenos momentos juntos, las muchachas se portaron lindísimas conmigo desde el primer día. Voy a extrañar comer con ellas a medio día, que me pregunten qué es mi almuerzo y que lo vean con ojos de “pobre Diana se va a comer eso” jajajaja, era gracioso ver que me echaban porras con mi comida a pesar de nunca, nunca llevé nada delicioso que presumir, a excepción del pastel de elote, creo que no hubo nada que causara un antojo. De igual forma las voy a extrañar muchísimo.

Echaré de menos los emoticons pervertidos y la alegría picarona de Kenia, la buena música de Juan Pablo y sus paros para ir al OXXO –mil gracias chamaco-, las ocurrencias y despistes de Olga, las cómicas groserías y gestos de la mujer más guapa y pulcra en su arreglo personal que conozco: Erika. La contagiosa risa de Ely, así como su sencillez. Es una linda. A todos los muchachos dignos, pero dignos de admirarse por pasar todo el día encerrados con el rancio y la hediondera. Extrañaré también rociar “Secretos del campo” cada que el Rancio pasaba a mi lado. Voy a extrañar muchooooooooo a la Mayis, quién fue la que me dijo de esta oportunidad de trabajo y le estoy enormemente agradecida. Extrañaré mucho a mi colegota Mayis, me va hacer falta tener con quien intercambiar ideas de diseño y consejos, a tí te tengo plena confianza de preguntarte cuando no sé, me vas hacer falta y ya sabes, cualquier cosa que necesites yo estoy contigo, le prometí a la Neniz cuidarte en su ausencia.

Algo que sin duda me duele mucho dejar es al jefe, ha sido el mejor jefe que he tenido en mi vida. Es humano, es sencillo, no se los puedo contar por aquí, tendrían que conocerlo, él es de lo mejor. Gracias por todo señor Rolando.

Me llevo conmigo los mejores recuerdos y espero que en la nueva oficina donde se encuentran ellos ahora se la sigan pasando bien, trabajen mucho y espero volver a trabajar con ellos en un futuro. Valen mucho la pena. Los quiero.
Mañana de nueva cuenta, comienza el día cero para mí. Deséenme suerte.
Diana
 
posted by mommy at 10:39 p. m. | Permalink | 14 comments
martes, octubre 24, 2006
¡La puritita verdad!
Aquí les dejo dos videos muyyyyyyyy buenos, me he reído mucho, sobre todo por las voces de los actores, me acordé de un amigo mío, alguien que habla así, en puras "d" ;)



Y este...



Saludos, sonrían mucho.
Diana
 
posted by mommy at 10:49 p. m. | Permalink | 15 comments
domingo, octubre 22, 2006
yujurururuuu...
 
posted by mommy at 1:32 p. m. | Permalink | 27 comments
viernes, octubre 13, 2006
fiestaHHHH!

La semana pasada se averió el aire acondicionado de la recámara de mi hermano, yo que cuento con una cama tamaño king size y otro aparato de aire acondicionado no me quedó más remedio que darle asilo. ¡Qué caray! ¡Lo quiero mucho pues!

Eran las 2:51 am cuando mientras dormía, sentí que alguien me abrazaba, yo estaba bien entrada en mi sueño, soñando con unos hermosos aviones girando 180° frente a mis ojos cuando me percato que el abrazo comienza a transformarse en caricia y me despierto. Con los ojos pelones, muyyyyy abiertos y bastante intrigada, intentando resolver quién está durmiendo conmigo y sobre todo, QUIÉN Y COMO me abraza.

De pronto, entro en pánico ¡Es mi hermano! ¡MI SANGRE! ¡Qué carajos! ¡Me tiene bien abrazada! ¡Y de manera cachonda!

-Albino, Albino, ¡despiértate!- Le ordeno bastante alterada.
-WeeEEEeEe…. Ahhhh…. weEEEEuuUuU
-¡ALBINO CHINGADO! ¡Despierta soy TÚ HER-MA-NA-NA-A-A-A-A-A!
-Oh simple, si es mi cumpleaños- Me responde con el 0.1% de conciencia que le brota desde lo más remoto de sus profundos y cachondos sueños.
-¡Albino, qué cumpleaños ni que la nada!- y me quito uno de sus brazos para huir de sus caricias y él me responde:
-Ándale, ándale, no seas mala, es mi cumpleaños… si quieres podemos hacer una gran FIESTAHHHHH-

¡Qué horror! Me quité el otro brazo y así terminé de escapar de los brazos de su lujuria nocturna y me fui a la sala. Deambulé un rato y regresé a mi cama. Me acosté pegadaditititititta a la pared y por más que lo intenté no pude dormir, estuve atenta a si de nuevo, era confundida con su novia, amante o alguna otra cachondísima mujer.

A la mañana siguiente le hice burla por todo lo que me dijo de la “FIESTAHHH” y a partir de esa noche prefirió dormir en el piso de la sala. ¡Pobrecito! ;(

Diana

p.d. mi mamá dice que “esto es normal cuando los hermanos comparten la cama” y yo le respondí que estoy totalmente en contra del incesto a lo que ella ya no agregó nada.

……….

 
posted by mommy at 8:44 a. m. | Permalink | 31 comments
martes, octubre 10, 2006
uno de esos días...
 
posted by mommy at 10:53 p. m. | Permalink | 20 comments
domingo, octubre 08, 2006
se llamaba Betsy
Tengo clavado dentro de mí un dolor muy grande, mucho muy grande, me duele mucho contar esto, es algo a lo que me rehusaba que pasara a sabiendas de que sabía que pasaría. Hoy por la mañana falleció Betsy, mi perrita y me siento mucho muy mal, anoche fue la última vez que la vi con vida. Estaba tirada en el patio respirando forzadamente, con un ojito ido y apenas podía menear su colita.

Yo no tengo palabras para expresar todo lo que esta mascota ha significado en nuestra familia. Fue única, era rezongona, gruñona, malgeniuda, cotorrona y fiel. Aún recuerdo cuando llegó por primera vez a la casa. Venía gordita, rebosante, sus arrugas bien marcadas, su pelito color miel brilloso y limpio. Traía puesta su playerita de la selección mexicana, un poco ajustada, estaba creciendo, después dejó de quedarle.

Su colita enrollada como de cerdito, se la jalábamos para molestarla y se enojada inmediatamente. Roncaba mucho, se paraba a un lado de nosotros mientras comíamos y comenzaba a roncar mientras una tira de baba larga se le escurría en espera de que alguien le diera algo de comer. Era lindísismo ver eso. ;(

Era muy inteligente, aprendió a ir al baño sola y por si misma abría y cerraba la puerta que da al patio, salía hacía sus necesidades y regresaba. Le gustaba dormir con mi “oso nanote” un oso de peluche del tamaño de una almohada que lo traía para todas las partes de la casa. Betsy fue mamá, tuvo al Rocko (RIP) y hasta con él se pegaba sus agarrones fuertes, era de carácter difícil, no te la podías ganar con una simple galleta.

Hubo un tiempo en el que se perdió, duró 6 meses extraviada, la buscamos por todos los barrios cercanos y no la encontramos. Se corrió la voz de que se había perdido la Shar- Pei de los Arvayo y un señor le ofreció otra Shar Pei a mi papá para llenar ese hueco que había dejado Betsy. Mi papá fue a ver a la futura mascota y se sorprendió al ver que se trataba de Betsy, no lo podía creer, a habían pasado muchísimos días y hasta la hacíamos muerta. Mi papá le dijo a esta persona que la perra que le estaba vendiendo era de él, el señor obviamente le dijo que no. Mi papá retó al señor diciéndole que le hablaría a Betsy y la regañaría, si ella reaccionaba y se echaba a sus pies le demostraría que era la nuestra y así fue. Al levantar un poco la voz y decirle unas cuantas palabras, Betsy se tiró a los pies de mi papá y con esto el señor cumplió su parte y ella regresó a casa.

Y vivió otros pocos años más con nosotros. La vejez, ceguera, una enfermedad en los bronquios y en la epidermis dieron fin a la vida de una de las mejores mascotas que hemos tenido. Ya no pudimos hacer nada más por ella, las consultas con el veterinario eran cada vez menos alentadoras y hoy por la mañana simplemente nos dejó.

Y me duele mucho, no he parado de llorar en todo el día, recuerdo ciertos momentos y se me hace un nudo en la garganta. El café me sabe malo, la música no me anima y los recuerdos es lo único que se hace presente en este día.

Desde que tengo uso de razón he estado rodeada de perros, gatos, pájaros, tortugas, peces, gallinas y otras mascotas que hemos tenido en mi familia. Siempre las he querido a todas y cada una de ellas. A mí me enseñaron a quererlos, como ellos me quieren a mí. Cuando estaba pequeña mi mamá me decía que cuando los animalitos mueren se van a un cielo especial, que está antes del de nosotros, así que cuando nos toca a nosotros partir a “nuestro cielo” tenemos que cruzar primero por el de ellos, en donde los vemos una vez más y podemos verlos correr y jugar como cuando estaban en sus mejores años de vida. También me dijo que al momento de terminar de cruzar el cielo de los animalitos, queda una brecha entre el cielo de ellos y el de nosotros y que para cruzar ellos forman un puente con sus cuerpos para que podamos cruzar por encima de ellos. La morajela de esto era lo siguiente: si tu fuiste bueno con todos y cada una de tus mascotas cruzarías fácilmente, pero si fuiste malo con uno de ellos, al momento de pasar por encima de él se soltaría y tú podrías caer y tener que volver a recorrer el “puente” disculpándote con tu mascota.

Hoy me estaba acordando de eso mientras le acariciaba la cabezita a Betsy y me quedo tranquila, sé que cuando se llegue la hora del cruce ella no se va a soltar.

Te vamos a extrañar mucho, come y juega mucho.
Descansa.
Diana.

 
posted by mommy at 7:22 p. m. | Permalink | 26 comments
lunes, octubre 02, 2006
El Rancio

Ely salió del baño y con un gesto de descontento exclamó: -¡Huele mejor el baño que la oficina!-

Tomé rápidamente mi herramienta número uno de trabajo y rocié un poco de aromatizante alrededor de los escritorios y el resto de la oficina.

*Pssssssttt* *Flissssshhh* *Cuis* *Puashhh…*

Esos fueron los últimos sonidos del segundo bote de “absorbe olores” que usamos en la oficina. Ya van dos botes en semana y media que nos terminamos y es el colmo, yo ya no aguanto la pestilencia, no puedo entender como una persona mayor de 25 años no tiene los hábitos de higiene básicos. Nunca, nunca de los nuncas me había tocado tener un compañero hediondo que no se bañara, al que por el respeto -que no se merece pero por mi misericordia superficial- lo llamaremos Rancio.

No es mentira, tampoco es exageración, el día que fui a entrevista de trabajo las muchachas me dijeron que todo era color de rosa en la oficina a excepción del Rancio, que hedía demasiado y que a veces era insoportable. Yo pensé que eran niñerías de ellas, que estaban siendo muy crueles, pero no, en realidad el Rancio HIEDE peor que una alcantarilla.

A estas alturas quizás digan “que mala Diana quizás está enfermo y tú lo estás juzgando” a lo que respondo: Ni madres. Es puerco porque es puerco, el jefe ya habló con él antes de que yo entrara a trabajar y “quesque” ya se iba asear y no lo ha hecho. Hay días que huele a ropa remojada con cebo, otros días huele a caca con sudor, otros días nada más huele a “algo indescriptible” todo esto acompañado de su muy, pero muy visible capa de masilla de 5 milímetros de espesor, que se deja ver cada que abre la boca.

Esta semana en particular, el Rancio se pasó, sobrepasó los límites de lo tolerable y el hijo de toda su mommy olía a todo lo anterior dicho elevado a la tercera potencia en el infinito universo del cosmos espacial en el que vivimos, o séase le hedía TODO. TODITO, TODOTE.

Con sólo pasar de su asiento al baño dejaba un aroma suspendido en el aire horroroso. Cada 10 minutos ahí me ven echando aromatizante en la oficina, que en un principio era sólo “aroma” pero nuestro jefe, al ver que el muchacho realmente está muy sucio optó por comprarnos 3 botes de aromatizante ABSORBE OLORES ANTIBACTERIAL que mata el 99.99% de los gérmenes, y es que al jefe ya le daba miedo agarrar una pinche enfermedad con ese nido de infección ambulante.

El viernes el infeliz del Rancio llegó puntual. La señora de la limpieza nos tenía a todos en la recepción porque estaba terminando de trapear, y yo lo tenía a unos 4 metros de distancia. El Rancio apenas tenía unos 0.00001 segundos en la oficina y ya hedía espantoso. Se me comenzó a revolver el estómago y quería correr por el bote de aromatizante, pero no se podía, no se podía… Quería tomarlo y rociárselo completo, después echarme unos cuantos mililitros en la nariz y empacharme con el aroma a mata gérmenes. Pero no se podía, no se podía… el piso seguía mojado y el Rancio estaba parado muy cerca de mí, muy cerca de mi nariz que sentía que en cualquier momento se me caería a pedazos. ¡Qué hediondera!

Ya no sabemos que vamos hacer con él, no entiendo como una persona de su edad no puede captar que APESTA. El miércoles vino una persona del D.F. a trabajar con los programadores y al pobre del muchacho lo encerraron en la oficina con el Rancio. Él sin saber comentó “huele muy feo” y el Rancio, corrección: el cínico del Rancio le respondió “tendré que bañarlos a todos” ¿se dan cuenta? ¡Huye de la realidad! ¡Tiene el cinismo de poner a duda los hábitos de higiene de los demás cuando es él la única persona que no se baña en toda la oficina o quizás en toda la pinche ciudad! No lo comprendo, de verdad que no lo comprendo… No sé que haremos con él. No lo sé…

A veces pienso sino agarra la onda de que hiede, pues cada que pasa rocío aromatizante, o que siempre intentamos tener la puerta de su oficina cerrada, o que se pregunte asimismo porque Diana siempre se lleva la mano en la nariz cada que me pongo a su lado. Digo yo ¿no lo dudará ni tantito? No lo sé, a veces creo que soy muy cruel y otras veces pienso que tengo el derecho de defender de cualquier tipo de ataque a mi muy sensible sentido del olfato con los escudos que tenga al alcance.

Ahora me pregunto, si así huele en verano ¿qué será de nosotros cuándo llegue el invierno y que se presta para “no bañarse por el friíto"?

Buaaaaaaa iré haciendo mi cartita: “Querido Papá Noel de navidad tráeme un trailer de aromatizante marca Glade y una nariz nueva”

Diana

 
posted by mommy at 9:03 a. m. | Permalink | 46 comments