sábado, abril 22, 2006
verde mucho a ch.... a tu mommy


Como algunas ya lo saben soy fiel seguidora de people+arts y de toda su programación. Una de mis series favoritas es "Changing rooms" ("Mi casa, tu casa") un programa británico en donde en dos días maravillosamente transforman un cochitril en una hermosa recámara, cocina, baño, sala según lo que los participantes soliciten.

Pues bien, después de tener 3 años viendo la serie y de soñar en como se vería mi habitación con una remodelada, decidí esta semana iniciar mi propio episodio de changing rooms locación Hermosillo, Sonora México. ¡Siñor!

Dos días antes fui muy entusiasmada a Home Depot por la pintura. Toda la gama de colores cálidos me ganaban, sobre todo los colores tierra y ocres, pero dentro de mi ser, muy dentro, ese pequeño duende llamado extravagancia quería adueñarse de un rojo potente y combinarlo con negro, respiré profundo por varios segundos intentando calmarlo y persuadirlo para continuar escogiendo un color "normal" como le dice mi madre, seguí hojeando y veo un rosa tan hermoso y fuerte como el que traigo en mi cabello, y me contuve de nuevo. ¡No Diana! -me decía a mi misma- ¡Ya basta de tener colores tan fuertes en tu alcoba! Es tiempo de que tu cuarto tome seriedad y parezca el de una persona de 24 años. Y con la vista ida, salí del trance entre la lucha del color por color. Seguí mirando...

Al fin me decidí: beige con un ocre, esa fue la paleta de colores ganadora. Un poco triste dejé el muestrario de colores con los rojos escandalasos por un lado pensando en utilizar cojines rojos y algunos marcos en esos tonos para sentir que no aborté del todo mi idea de una "recámara roja". Con esa idea en mente, me vine muy contenta a mi casa. Estaba muy emocionada. ¡No podía esperar a que se llegara la mañana siguiente para comenzar a remodelar mi muy descuidada recámara!

Día 1: En un ratito lo pinto.
Actitud hasta el momento: Positiva y entusiasta.
Muy contenta me dispuse a mover mi cama, tapar muebles, quitar cuadros, posters y toda la clase de merjurges que solía tener en mi pared. Fui por mi brocha, mi cubeta, mi trapito y comencé a darle a la primera pared con el color más fuerte que compré: ocre.

De pronto la pesadilla comenzó... Tuve un pequeño flashback e intentaba saber el 'porqué' había pintado hace 6 años mi recámara de esa espantosa combinación: 'Púrpura potente incubrible' con verde chingamelapupila. ¡Una verdadera locura! No se que pasaba por mi mente cuando aun era una adolescente que el día que mi madre me dijo "Dianita tu hermana se ha casado y te ha dejado la habitación para tí decórala como gustes" tomé tan precipitada decisión y escogí esos dos escandalosos e incubribles colores del demonio.

En ese momento, al estar parada ante la pared 'Púrpura potente incubrible' salí del trance del flashback y comprendí que cuando somos jóvenes, nos creemos invencibles y hacemos cosas, que... con el paso de los años nos pesan, ¡y mucho! Ya no estaba mamá para decirme "yo lo pinto" ni papá para treparse en una silla y estar detallando las esquinas. Era yo, y sólo yo la que tenía que quitar ese horrendo color y borrar así 6 años de estupideces, de manchas de pies debajo de la computadora (al cabos no se ven), de estar pasando una y otra vez la brocha con suma cautela por los bordes de las puertas, ventanas. ¡Con un carajo!

Tuve que darle 3 pasadas a la pared 'Púrpura potente incubrible' sólo como base, para después aplicar el color definitivo y darle 2 pasadas mas. ¡5 manos en una sóla pared y aun restaban la pared principal (verde), otra 'Púrpura potente incubrible' , techo y un pequeño pedazito de muro que a nadie le importa color verde.

Actitud hasta el momento: Encabronada, a punto de aventar la cubeta sobre la pared en directo para ver si así cubría todo de una buena vez.
Me dieron las 6pm y estaba bien harta, cansada y mejor decidí irme a ver televisión y terminar mañana.

Día 2: No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
Actitud hasta el momento: Irritada, intentando ser positiva, sobándome el brazo derecho y viceversa.
A las 9:30am empecé a pintar la pared principal que estaba de color verde y me dije a mi misma "Nahh, la verde no va a estar tan difícil porque no es tan oscura como la otra". ¡Error!

Resultó que la pared verde estaba 2 veces más complicada que la púrpura, pues la púrpura llevaba su base beige y después el ocre sellaba el color y quedaba re-chula la condenada pero la verde no. Esa sólo llevaba el color beige y nada más, así que si no cubría con una mano, ni con dos, ni con tres se utilizaría una cuarta o quinta mano. Y así tuvo que ser.

2:45pm, mi estómago me daba vueltas, estaba mareada, encandilada por los colores y muy desesperada por pintar. Tengo que terminar hoy -me repetía una y otra vez- y los brazos me ardían como diablo. ¡YA QUIERO TERMINAR!

Y como dice una canción que le gusta mucho a mi padre... y nos dieron las 10, y las 11, las 12, la 1, las 2 y las 3. Bueno, a mi no me dió hasta la madrugada, pero si terminé muy tarde, tan tarde, que no pude asistir a una carne asada a la que me invitaron :(

Lo que me entristece mucho no es el hecho de los tacos de carne giak, sino que en ella iba abundar la carne y de la que si consumo ¡vaya pues! los invitados eran puros compañeros de trabajo de mi amiga y abundarían los hombres jóvenes, solteros, trabajadores y cabrones que tanto me gustan. Snifff ni modo, aquí me quedé porque son las 10:30pm hora local ¿y qué creen? ¡Sigo acomodando los muebles!, voy terminando de pintar, mis ojos están rojitos de las encandiladas que me pegué, mis piernas las arrastro y mis brazos... ¿qué les puedo decir? me duelen como nunca.

Sólo espero que maravillosamente mi recámara haya quedado hermosa, pues a estas alturas no distingo si pinté bien o no y para serles sincera, hubiera sido mejor comprar el rojo chillante, no sería una habitación del todo "normal" pero al menos tendría mucha más de mi personalidad y hubiera sido muchísimo más sencillo pintarla. Jugar a changing rooms no es divertido :(

Mañana no quiero que nadie me mueva de mi cama en todo el día, ni que me llamen para nada. Mañana para todos ustedes yo estaré muerta. Resucitaré en 2 días.
Diana
De pura casualidad ¿hay algún lector por aquí que pueda darme un masaje?
 
posted by mommy at 2:47 p. m. | Permalink |


1 Comments: